El Tribunal de Garantías Penales declaró culpable a Carlos P. y lo sentenció a 29 años y 4 meses de privación de la libertad, por el delito de violación, en contra de una menor con discapacidad del intelectual del 32%.

Los hechos
El 11 de enero de 2017, después de un día de estudios, la adolescente llegó al departamento que compartía con su tía, ubicado en la parroquia Guajuno, del cantón Guaranda.
Al ingresar a su habitación, la menor se encontró con el hoy sentenciado, quien era amigo de la familia. Él empezó a hacerle cosquillas, para luego llevarla a la fuerza a una habitación adjunta en donde la agredió sexualmente.
En la audiencia de juzgamiento, el fiscal de Violencia de Género 1 de Bolívar demostró tanto la materialidad como la responsabilidad del procesado, con el informe médico-legal, el informe ginecológico, las pericias psicológica y de entorno social.


El informe de discapacidades concluye que aunque la víctima tenía 16 años de edad cuando ocurrieron los hechos, su edad mental era la de una niña de 9 años.
Después de dos días de audiencia, en los que Fiscalía presentó las pruebas necesarias para su condena, Carlos P. fue sentenciado.

Dato jurídico
El delito de violación está tipificado en el artículo 171, numeral 1, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), y aunque es sancionado con pena privativa de libertad de 19 a 22 años, este caso se sentenció teniendo en cuenta las circunstancias agravantes del artículo 47, numeral 11, del mismo cuerpo legal.

Anunciate Aquí
Anunciate Aquí
Anunciate Aquí
Anunciate Aquí
Anunciate Aquí
Anunciate Aquí